sábado, 6 de diciembre de 2014

XVI ENCUENTRO INTERNACIONAL DE PARTIDOS COMUNISTAS, REALIZADO EN GUAYAQUIL, ECUADOR.

RESUMEN DE LA INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DEL PARTIDO VANGUARDIA POPULAR, REPRESENTADO POR LOS COMPAÑEROS LUIS SALAS Y SONIA ZAMORA.

Estimados compañeros:
Agradecemos profundamente la invitación para participar en este  Encuentro  Internacional de Partidos Comunistas. Felicitamos a los compañeros del Partido Comunista de Ecuador por haber traído este esfuerzo de los comunistas a nuestra América y por la organización de un evento tan significativo como es, necesariamente, un encuentro de los partidos comunistas, que nos traen desde diversos puntos del orbe sus experiencias y sus análisis.
Siempre hemos deseado participar pero generalmente hemos chocado con problemas financieros insalvables, en las condiciones de nuestro partido.
I
La profundidad de la multifacética crisis del capitalismo, la exacerbación de la agresividad imperialista,  plantea ante los comunistas no poco problemas sociales y políticos nuevos, cuyo esclarecimiento es una tarea ineludible.
Nos parece que en este momento el imperialismo, aparte de las crisis sistémicas, está enfrentado sus propios errores políticos y morales. Es capaz de mantener cerca de 900 bases militares fuera del territorio de los Estados Unidos, es capaz de cometer crímenes tan brutales como lo fueron las guerras de Corea y de Vietnam, la organización de golpes de Estado en el mundo entero, siempre bajo métodos y propósitos semejantes, como ejemplo en Indonesia o en Chile y Argentina. Puede invadir Irak o destruir a Libia o Yugoeslavia, pero no logra la estabilidad necesaria para alcanzar su propósito del dominio mundial.
Esta situación pone en evidencia  que el imperialismo –todos los Estados imperialistas—son prisioneros de una maraña construida por las contradicciones propias del modo de producción que le sirve de sustento.
El enemigo de los pueblos es política y moralmente más débil pero al mismo tiempo más agresivo, más brutal e ignominioso. Esta dialéctica plantea nuevos problemas: ya que  teniendo rasgos comunes,  en cada momento,  en una región determinada, se producen efectos muy diversos.
 Vale la pena destacar como un hecho nuevo que se va reforzando la tendencia al abandono del dólar como moneda de reserva universal. Bretton Wood se está quebrando. La quiebra del dólar tendrá sin lugar a dudas una enorme trascendencia en la lucha antimperialista. Es una columna que se le rompe a un elemento básico del sistema de dominación.

Como es bien sabido Estados Unidos tiene un presupuesto de guerra mayor que la suma de los presupuestos del resto de los países del mundo, pero el mundo unipolar está agonizando. El anhelo de un mundo sin una hegemonía imperialista se está desarrollando, se hace realidad. Nos parece que un buen ejemplo de esta nueva situación es la votación en la Asamblea de la ONU sobre el bloqueo yanqui contra Cuba. 188 países se pronunciaron en contra de un elemento hasta ahora capital de la política internacional de los yanquis; solamente Estados Unidos e Israel votaron en contra de la resolución.
Este hecho no lo define todo, pero sí es señalamiento muy positivo de cómo se mueve las opinión mundial sobre este tema de la  política gringa.
El proceso de la pérdida de la hegemonía de los Estados traerá muchos fenómenos nuevos y nuevas esperanzas a los pueblos. Pero el estudio sobre este fenómeno impone grandes obligaciones a los científicos marxistas y sobre todo, a los partidos comunistas.
Este apretado escarceo de temas del elemento principal de la lucha antiimperialista, es apenas un intento de despertar interés de un mayor intercambio de análisis y de posiciones políticas. Lo que ocurre en cualquier país o zona del mundo influye sobre la actividad política. Por esto lo más importante mantener los EIPCO, desarrollar la enorme actividad de Solidnet. Pero debemos abrir curso a la discusión de cuestiones concretas y poner a circular una revista en que se expresen las opiniones de los partidos comunistas. Sabemos que esto tiene que enfrentar muchas dificultades, pero debemos intentarlo. No olvidemos que las ideas, las elaboraciones teóricas cuando se comparten son también una forma de solidaridad.
Represento a un partido con grandes carencias y debilitado por situaciones adversas conocidas a la que hay que sumar los problemas generados por una división que, aunque ocurrida hace ya bastantes años nos dejó secuelas que no hemos podido superar. Por esta razón necesitamos conocer lo nuevo en las experiencias y análisis de los partidos hermanos.
II
Creemos necesario subrayar un fenómeno bien conocido: toda acción produce una reacción equivalente. Esta verdad de la física nos parece tiene una expresión en la vida social aunque no tan mecánicamente como en el mundo natural. En campo de la sociedad el problema es infinitamente más complejo, las respuestas a una acción del enemigo tiene ingredientes conscientes y subjetivos que pueden ser determinantes en el resultado de un proceso.
A propósito de esta cuestión quisiéramos decir algunas palabras sobre el actual proceso político en Nuestra América.
La construcción de esta américa tuvo su arranque fundamental con el triunfo de la Revolución Cubana y el inicio de la construcción de una sociedad socialista. La sabiduría de Fidel Castro hizo posible engarzar el pensamiento del marxismo-Leninismo con la acción y la sabiduría de José Martí y otros próceres de la lucha por la independencia.  Esto ha permitido mantener una exitosa transición al socialismo, en este momento en un proceso de perfeccionamiento.  La victoria  en Playa Girón y la derrota política del bloqueo, señalan derroteros imborrables, huellas de una marcha victoriosa.
Construir el socialismo, solidarizarse con todas las causas justas, tener la sociedad más igualitaria del mundo, enfrentar al imperialismo yanqui a noventa millas de sus costas, es la base fundamental de la inspiración revolucionaria en nuestro continente y otras regiones.
La nueva América tampoco podría ser entendida sin la lucha y las ideas del Presidente Hugo Chaves.
En Chávez se unieron la iniciativa revolucionaria y la más fina sensibilidad histórica. Chávez era capaz de ver las posibilidades que otros no veían. Y así se cambió el escenario político revolucionario. Grandes sectores de nuestros pueblos antes desorganizados y dominados, se han convertido en creadores e independientes.
El mal llamado patio trasero de los yanquis se ha convertido en campos productivos y frutos de esperanza. Hace muy poco  esta transformación era impensable.
La creación del ALBA y la derrota del intento yanqui de imponer el ALCA; la existencia de una Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y de otros organismos es precisamente lo que permite hablar de una América Nueva. Y esto es lo mejor que podía pasarle a esta región desde la independencia, puesto que la segunda es más amplia porque no discrimina y más alentadora porque se orienta al socialismo.
Se ha demostrado que los héroes de ayer en la lucha por la independencia sirven de sustento ético y político a las luchas antiimperialistas.
Nos parece que podemos hacer una conclusión, la crisis del capitalismo, la desesperación imperialista, han ampliado las posibilidades de transitar al socialismo. El tránsito al socialismo es cada vez más original y debemos entender que surgirán nuevas originalidades.
El papel de los comunistas en estos procesos, según nuestro modesto criterio, requiere mucha elaboración teórica y un incesante intercambio de experiencias.  Esto es lo importante. Nos parece que tiene importancia señalar que las nuevas rutas al socialismo aunque extraordinariamente originales marcharan, necesariamente, según los postulados y la visión del marxismo-leninismo.
Fidel y Cuba, Chávez, Maduro y Venezuela, Evo y Bolivia, Correa y Ecuador, Ortega y Nicaragua, El Salvador y Sánchez Cerén, Dilma y Brasil, Cristina y Argentina, Mujica y Uruguay, y millones de combatientes son los pilares de nuestro futuro, el futuro de todos todos los latinoamericanos.
III
Desde hace más de 35 años que nuestro país, Costa Rica, tanto en la vida  económica, social, política y cultural está bajo el dominio de los modelos de dominación neoliberales. Todo lo positivo construido por varias generaciones está en proceso de destrucción.
Durante los años cuarentas la alianza de los comunistas y el gobierno permitió crear el seguro social, promulgar un código de trabajo, garantizar la libertad de organización sindical, establecer por primera vez el impuesto sobre la renta, desarrollar planes exitosos de construcción de vivienda popular y muchas otras medidas muy positivas.
Este proceso,  como es obvio, se desarrolló en medio de una violenta lucha de clases que condujo a una guerra civil y, como consecuencia ella, la ilegalización de los comunistas y de otras fuerzas progresistas. La represión anticomunista fue brutal. Por ejemplo la los dirigentes principales del PVP  de la Provincia de Limón, principal centro sindical y la mayor concentración de comunistas, fueron  asesinados, fusilados.
Algunas de las conquistas se mantuvieron y los vencedores de la guerra encabezados por José Figueres emprendieron una serie de medidas con el propósito de acelerar el desarrollo capitalista.
Se nacionalizó la banca y los seguros. Se creó un monopolio estatal de la producción y distribución de la energía eléctrica; que luego se extendió a la telefonía. Se levantaron empresas estatales para la producción de abonos y de cemento. Se intentó crear una empresa cooperativa de pesca y además se inició el establecimiento de empresa naviera de varios países del Caribe, incluyendo a Cuba.
Hoy todo esto está destruido o en proceso de destrucción. Las normas impuestas por el Fondo Monetario (Programas de Ajuste estructural 1,2 y3), por la Organización Mundial del Comercio y por el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos (TLC  Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos), están lanzando a miles y miles a la pobreza, ha hecho crecer la desocupación y el trabajo informal, La diferenciación social es cada vez más honda. Es un modelo infame.
El TLC en Costa Rica se aprobó en un referéndum fraudulento, no obstante lo cual apenas recibió un 51 de los votos. Nunca antes se había dado una lucha tan amplia, hubo una unidad popular extraordinaria, que lamentablemente fue herida por el electorerismo.
Ahora hay una ofensiva mediática y oficial contra los empleados públicos, su caballo de batalla es falsificar la realidad  para afirmar que la crisis fiscal es responsabilidad de los “privilegios” de esos trabajadores.
Hay que decir, con mucha preocupación, que esa campaña ha penetrado a algunos sectores pobres y como resultado tiende a dividir a los trabajadores. Nosotros consideramos que esta campaña y la consecuente división social, tiene el propósito de crear una base social a la derecha.
Actualmente se dio una huelga de los trabajadores de los muelles de Puerto Limón. Su lucha es en contra de la decisión oficial entregar, con carácter de monopolio, la atención del transporte en contenedores, al monopolio APM Terminal Es una lucha dura y compleja. Eso significaría la destrucción de la empresa estatal y la consecuente desocupación. Esta es una lucha patriótica que nosotros apoyamos y que cuenta con el apoyo de los sectores más progresistas.
Nuestro partido está desarrollando en conjunto de acciones para la formación de un frente antineoliberal. Creemos que si no se producen cambios bruscos en la situación, hasta ahora no previstos, la izquierda unida podría vencer en las elecciones de 2018.
Las estructuras partidarias de burguesía además de su desajuste con la realidad están enfrentando graves crisis internas.
De todas maneras creemos que es posible que la burguesía pro imperialista y directamente sometida a los yanquis crearán una nueva opción política de derecha.
Frente a tal posibilidad el único camino responsable es luchar por la unidad popular antineoliberal.
Estimados compañeros: Reiteramos nuestro agradecimiento a los compañeros del Partido Comunista de Ecuador y a todos los camaradas que con su presencia han hecho posible este encuentro.
Viva el comunismo.
Proletarios de todos los países, unídos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario