viernes, 31 de octubre de 2014

DECLARACIÓN FINAL: MOVIMIENTO COSTARRICENSE DE SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO CUBANO 1 DE NOVIEMBRE DE 2014 MUSEO REGIONAL, SAN RAMÓN – COSTA RICA








El Movimiento Costarricense de Solidaridad con el Pueblo Cubano, considera desproporcionada,  exagerada, ignominiosa e ilegal  la política de EE UU hacia Cuba,  decretando unilateral, arbitraria  y extraterritorialmente medidas como embargos financieros, bloqueo económico, cercos militares, agresiones militares de toda índole incluidos ataques bacteriológicos, bombardeos, amenazas nucleares, invasiones mercenarias   y atentados terroristas.


De la misma manera, consideramos absolutamente abominable,  pernicioso y criminal el boqueo dictado ilegalmente por Estados Unidos a Cuba, mantenido y extremado durante 55 años, convirtiéndose en el asedio más largo de la historia de la humanidad. 

Condenamos la guerra migratoria dictada por la Casa Blanca y el Departamento de Estado, contra Cuba soberana e independiente, particularmente expresada en la llamada Ley de Ajuste Cubano aprobada en 1966. Una ley asesina    violatoria del Derecho Internacional y de los acuerdos migratorios bilaterales y multilaterales y un acto de agresión que atenta contra la vida y los derechos humanos de las personas incitadas a la salida de Cuba en forma ilegal.

Las medidas migratorias hacia Cuba es uno de los instrumentos de hostilidad de EE UU contra Cuba, complementando uno de los objetivos del  bloqueo que  intenta probar el fracaso del modelo económico y social impulsado por la Revolución Cubana,   al fomentar la migración ilegal   y la política “de pies secos-pies mojados- pies con polvo”  ofreciendo un siniestro y engañoso privilegio a quienes anhelan el propalado “el sueño americano”. 

Es un arma de propaganda de la oligarquía norteamericana contra Cuba que se utiliza cínicamente, al convertir en noticia mundial a cualquier  inmigrante ilegal procedente  de Cuba, en pieza útil de la guerra total para denigrar la integridad de la sociedad cubana.

Rechazamos esa estrategia retorcida empleada por los poderes del imperio con el propósito de  distorsionar la naturaleza del proyecto social cubano, despojarla de sus cerebros y desestabilizar al Estado.

Instrumentar a los  inmigrantes falsificados  como   “desertores”,crear una plataforma para promover cuadrillas  de contrarrevolucionarios orquestadores de actos terroristas y agresiones que atentan contra la tranquilidad y las aspiraciones  del pueblo Cubano. 

Censuramos todas las formas de terrorismo y acciones encubiertas perpetradas contra la República de Cuba y su pueblo a lo largo de más 55 años de vida soberana durante los cuales el pueblo cubano ha  decidido libremente su destino.
No podemos pasar por alto crímenes perversos como el ataque al avión civil de Cubana de Aviación en pleno vuelo consumado por bandas terroristas, aupadas, financiadas, equipadas y  azuzadas por Washington y acaecido el 06 de octubre de 1976 en Barbados con un saldo de 73 personas asesinadas, 57 cubanos, 11 guyaneses y 5 coreanos,  con un promedio de 25 años de edad, entre ellas niños y adolescentes. 

En los casi 56 años construyendo su propio futuro el pueblo cubano ha sido víctima de ataques, de conspiraciones e invasiones  que han cobrado la vida   de 3 mil 478 cubanos y lesiones severas para otros 2 mil 99. Entre esas 5.577  mártires, héroes y heroínas de un pueblo noble.

Condenamos las campañas desestabilizadoras lanzadas en los últimos meses contra Cuba mediante la guerra no convencional (año 2013), desde territorio costarricense  conocidas como Zunzuneo, Piramideo, jóvenes Viajeros, Operación Gaya  y enmascaradas en fundaciones y organizaciones legales y encubiertas con planes supuestamente humanitarios.

Vemos con suma preocupación que se utilice a jóvenes costarricenses y latinoamericanos para fines conspirativos y la guerra encubierta contra un país independiente e institucionalmente reconocido, y con relaciones diplomáticas amistosas y estables con 190 países.

Exhortamos y solicitamos al Gobierno del Presidente  Luis Guillermo Solís investigar a fondo los movimientos de grupos e individuos, reconocidos y solapados, que usan a Costa Rica como plataforma para atentar contra la integridad y la estabilidad de Estados Soberanos con los que el país mantiene relaciones diplomáticas estables y amistosas  y que pone a prueba la hermandad entre los pueblos.

Así como exigimos explicaciones a entidades internacionales como la USAID que se atreve ladinamente a fomentar y financiar actividades ilícitas y conspiraciones extraterritoriales, en franca vulneración del derecho internacional. 

Repudiamos los juicios  impunes, arbitrarios  y absurdos de los cinco antiterroristas cubanos y su condena atroz. Se les sentenció a penas inhumanas, disparatadas y  crueles, en procesos judiciales en el que se violentó el debido proceso, la legislación norteamericana y resoluciones internacionales.

Exigimos la libertad inmediata de Antonio Guerrero, Ramón Labañimo y  Gerardo Hernández  prisioneros en mazmorras del imperio, Barark Obama  tiene en sus manos la llave de la libertad de estos héroes.

Saludamos a René González y Fernando González  que también sufrieron por más de década y media la oscuridad del pozo y la soledad de los calabozos, arbitrariamente, y que hoy en libertad continúan la épica lucha de los 5 contra el terrorismo y por la tranquilidad de los pueblos de Estados Unidos, Cuba y el Mundo.

  
Felicitamos con emoción al Estado y al pueblo cubano por el nuevo y resonante triunfo en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que aprobara la resolución de condena al Bloqueo de EE UU a Cuba, con una abrumadora mayoría de 188 votos a favor, 3 abstenciones y los votos en contra de Israel y los Estados Unidos.

 Manifestamos nuestra admiración y reconocimiento a Cuba por colocarse a la cabeza del llamado de la ONU y resolver en forme  diligente y valerosa   colaborar irrestrictamente con los hermanos pueblos de África  en la batalla contra el azote del virus del ébola. Cuba estaba desde el inicio del brote respondiendo al contagio con los más de 4.000 expertos en salud que están en 32 países africanos. 

Declaramos nuestra convicción de apoyo incondicional al pueblo cubano y su decisión de resistir y mantener la integridad de su soberanía y avanzar con su proyecto transformar, pese a todos los obstáculos, afrentas y una sistemática guerra, intimidación, amenaza e intentos de aislamiento y asedio que han resultado infructuosas y se han hecho añicos en la voluntad, valentía y dignidad de un pueblo consciente,   ilustrado y vencedor.

Abogamos por el fin del bloqueo económico, financiero y comercial y a las políticas agresivas, terroristas y las leyes migratorias y extraterritoriales como la ley Torricilli, la Helms Burton, la ley de Ajuste y la enmienda Platt, que han sufrido una derrota contundente como resultado de la constancia del pueblo cubano y de la solidaridad.

Nos seguimos asombrando con el ejemplo internacionalista de Cuba un verdadero magisterio que significa  la filosofía y la práctica del proyecto social de la Revolución, el paradigma de ayudar al prójimo  compartiendo lo que se tiene, no lo que le sobre, sin pedir nada a cambio. Porque la solidaridad efectiva del pueblo cubano y la cooperación a los pueblos que la requieren se ha llevado acabo por más cinco décadas desde 1960, en la que Cuba ha apoyado y comprometido con más de 120 países del mundo con docenas de miles  de profesionales salvando vidas, estableciendo sistemas de salud para todos, cultivando el conocimiento, esparciendo esperanzas, cultivando amor, comulgando con la vida.
           
Finalmente, expresamos nuestra alegría por la celebración de la Cumbre extraordinaria del ALBA en La Habana, en las pasadas semanas, con el objetivo de seguir el derrotero de Cuba y tomar medidas de sanitarias para impedir  la propagación del ébola en nuestros territorios y colaborar con las medidas dictadas por la ONU, la OMS y la OPS para apoyar a los países africanos a contrarrestarla.

 Declaramos nuestro regocijo por la celebración en Costa Rica de la Cuarta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), a realizarse en los días 28 y 29 de Enero de 2015.  Consideramos que la misma será un momento importante en el fortalecimiento de ese mecanismo de integración continental, que hace un aporte determinante a la consecución de la unidad definitiva  de los pueblos del continente, como la soñaron Simón Bolívar, José Martí, Juanito Mora y Carmen Lira. 

El diálogo por la amistad y la solidaridad con el pueblo Cubano manifiesta la importancia crucial y la decisión de aunar energías y sensibilidades, de voluntades y  consensos, comunión y perseverancia    en el fortalecimiento de la hermandad entre los pueblos de Costa Rica y Cuba.
Avanzamos hacia el Encuentro Nacional de la solidaridad con el pueblo cubano de 2014.



“LA SOLIDARIDAD ES LA TERNURA DE LOS PUEBLOS”

No hay comentarios:

Publicar un comentario