sábado, 16 de agosto de 2014

SU TRABAJO EN EL MAGISTERIO

       
 Arnoldo Ferreto Segura, se integró al trabajo como maestro de escuela primaria, laboró primero en el cantón de Aserrí y luego en El Roble de Santo Domingo de Heredia.

         En verdad, fue poco lo que duró su labor como educador, pues al Partido Comunista, en los primeros años de su existencia ingresaron como militantes los maestros María Isabel Carvajal (Carmen Lyra), Luisa González, Adela Ferreto, Stella Peralta, Emilia Prieto, María Alfaro, Hortensia Zelaya, Angela García, María Odilia Castro, Esther Silva, Lilia Ramos, Arnoldo Ferreto y Carlos Luis Sáenz.
         Durante ese primer lustro de la década de los años treinta, el Ministro de Educación Pública lo fue el Lic.  Teodoro Picado Michalski.  El, ya desde ese momento, era un admirador de los regímenes nazi-fascistas de Europa, particularmente del General Pilsunsky gobernante de Polonia y de Adolfo Hitler en Alemania; incluso, en un viaje que realizó a Polonia, pues su madre era polaca, y toda la familia de ella, él durante su estadía se persuadió de la conveniencia de un régimen de tal naturaleza; cuando regresó a Costa Rica, escribió un texto titulado "La Batalla del Vístula", en el cual desarrolla sus planteamientos de admiración hacia el mencionado General Pilsunsky, gobernante de Polonia en ese entonces (3).
         En su postura en extremo anticomunista, don Teodoro Picado Michalski, consideró que no era conveniente que comunistas ejercieran en el Magisterio Nacional, pues su influencia era perniciosa; perniciosa consideraba él, que Carmen Lyra fuera colaboradora permanente del periódico Repertorio Americano, dirigido por don Joaquín García Monge; pernicioso era para él, el rescate de la identidad costarricense que llevaba a cabo Emilia Prieto; pernicioso era para él, la labor de Luisa González en su Revista Triquitraque, con la que infantes disfrutaban en la Escuela Maternal.  Y por ende, consideró que un maestro de primeras letras como Arnoldo Ferreto, no debería estar en el aula, por tanto no tuvo ningún reparo el señor Ministro de Educación Pública en despedir a todas/os estos docentes por el solo pecado de profesar la ideología marxista-leninista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario