sábado, 16 de agosto de 2014

INTRODUCCIÓN

En una época en que sectores de la sociedad costarricense, se aprestaban a dar orientaciones, a educar a las capas de trabajadores artesanales del Valle Central, a estudiar el por qué de las injusticias sociales en ese entonces, vale decir, nos referiremos a ese sector compuesto, por Omar Dengo, Joaquín García Monge, Rómulo Tovar, Carmen Lyra, Aniceto Montero, Felix Arcadio Montero y otros, se aprestaron a crear el Centro de Estudios Germinal, y además, se dieron a la tarea de celebrar por primera vez en Costa Rica, el 1 de Mayo, como Día Internacional del Trabajo, ello sucedió en 1913.

         Fue en esas circunstancias, en las que un 25 de julio de 1920, vino al mundo Arnoldo Ferreto Segura, del hogar formado por doña Catalina Segura y don Egidio Ferreto Salazar; además, fueron sus hermanos Adela, Luciano, Judith, Edgar e Isabel.
         Los Ferreto Segura, se criaron en el Cantón Central de Heredia; Arnoldo y su hermana Adela, estudiaron la carrera del Magisterio, graduándose de Maestros en la Escuela Normal de Costa Rica, sita en Heredia Centro.
         Fue ahí, en la Escuela Normal, donde Arnoldo desarrolla sus inquietudes de justicia social, particularmente por la influencia de don Omar Dengo.
         Nos señala él mismo "Yo fui como estudiante, discípulo de Omar Dengo... Como se sabe, Don Omar era un orador extraordinario, y lograba gran influencia ideológica sobre los estudiantes.  Fue entonces, cuando oí hablar por primera vez del imperialismo.  Recuerdo su discurso famoso, cuando se montó el proceso contra Sacco y Vanzetti...  En una oportunidad fui invitado a venir a San José, al Templo de la Música, porque iba a haber un mitín en el que hablaría don Omar.  Se trataba de una reunión para combatir los contratos eléctricos con la Electric Bond and Share, fue organizado por la Liga Cívica, en el que hablaron el Dr. Moreno Cañas, Omar Dengo y otros, que en ese tiempo se definían como "nacionalistas" y agrega:  "De manera que estudiábamos en ese ambiente.  Yo no diría que era un ambiente revolucionario, pero sí avanzado para la época" (Ferreto, 1984, P.22-23).

No hay comentarios:

Publicar un comentario