sábado, 16 de agosto de 2014

INGRESO AL PARTIDO COMUNISTA

A finales de la década de los años veinte, un grupo de jóvenes, estudiantes y artesanos, inquietos con la situación social que prevalecía en el país en particular, y en el mundo en general, decidieron crear la Asociación Revolucionaria de Cultura Obrera (A.R.C.O.), como un centro de estudio.

         Los miembros de este Centro de Estudio, consideraron que debían pasar a otra etapa, esa otra etapa era fundar un partido revolucionario aquí en Costa Rica; esa iniciativa se concretó el 16 de junio de 1931, cuando formalmente se fundó el Partido Comunista de Costa Rica, teniendo dentro de sus objetivos de primer orden:  a) Elaborar el Programa del Partido, al cual se le denominó Programa Mínimo, b) Trabajar arduamente por ganar la clase trabajadora a las posiciones del Partido Comunista, c) Crear un periódico, a través del cual, expresar y comunicar los planteamientos del naciente partido.
         Como muy bien apunta el historiador Vladimir de la Cruz, "La fundación del Partido Comunista, vino a culminar el desarrollo del movimiento obrero costarricense que desde fines del siglo XIX, había hecho su aparición" (1).
         El Programa Mínimo, esbozaba la línea política en general y la política de alianzas en sus primeros años, esa plataforma programática, planteó cuestiones medulares para la época, tales como:  a) Establecimiento de los Seguros Sociales, b) Abolición del trabajo para niños menores de quince años, c) Efectividad de la jornada de ocho horas, d) Ley del Salario Mínimo, e) Reforma completa de las Leyes de Educación, f) Ley de Servicio Civil, g) Nacionalización del subsuelo (2).
         Fue en este contexto histórico-concreto, que el joven maestro normalista, Arnoldo Ferreto Segura, ingresó al naciente Partido Comunista, dejemos que el mismo señor Ferreto nos lo señale "Las circunstancias históricas en que crecí, determinaron mi ingreso al Partido Comunista... Hay que tener en cuenta que aunque nací en un ambiente de "clase media baja" procedía de una familia muy humilde.  Mi madre era de origen campesino, mi padre artesano zapatero, así es que por ese lado las circunstancias contribuyeron a que en mi familia las ideas revolucionarias encontraron terreno fértil" (Ferreto, 1984, P.29-30).

No hay comentarios:

Publicar un comentario